martes, 6 de febrero de 2007

PUNTO BMP Nº4

I. Inéditos

Pablo Salido salió en Avellaneda (Bs. As.) en 1975 y actualmente reside en Maipú y en Mar del Plata. Estudia Letras en la UNMdP. Tiene dos libros inéditos, Persecuta y Planctus. Participó de la Antología breve de poetas breves (Estanislao Balder, 2005). Los siguientes poemas pertenecen a Planctus.

Mirones
Estuvimos mirándonos por un buen rato,
hasta que se puso las gafas negras
y creo que lo siguió haciendo.
A poca distancia, recostada sobre la arena y olvidándose del sol,
no se atrevió a preguntar,
pero exagerando intentaba descifrar el nombre del libro
que tenía entre mis manos.
Después su novio, un rubio exhibidor de esos cuerpos logrados en el gimnasio,
salió vigoroso de entre las olas
como un dios quitándose el mar de encima;
entonces vi la sonrisa que le preparó
-la misma sonrisa que vería en él-
como un lugar donde nada ha sucedido.
Más tarde, cuando se fue,
no se olvidó nada que pudiera ser devuelto.


Todos los viernes
La noche en Pirán había terminado temprano por una pelea en el boliche.
Cuando dejamos de mirar cómo chirriaban sus ruedas los que se iban solos
caminamos buscando un café donde pasar la noche,
pero como todo estaba cerrado y no conocíamos a nadie
volvimos a la ruta seguidos por un patrullero que odiábamos
a esperar a que alguien nos llevara.
Nuestras chicas se congelaban y tuve que prestarles la campera de corderoy marrón
que usé aquél invierno.
Con dos chicos de Las Armas que habían aparecido
tomamos lo último de licor de la petaquita que habíamos robado,
mientras comenzaba a clarear y seguíamos con frío y sin suerte.
En seguida, con alivio, cuando vimos el doble piso blanco y azul doblando la curva,
me saqué apurado un guante para buscar los $3,60 en el bolsillo.
Con Fran y Pelé sentados al lado mío para ir charlando
-las chicas viajarían durmiendo-
volvimos tomando café del micro que nos devolvió a Maipú a las 7.15.

II. Publicados


Nicolás Arias nació en 1984, en la Provincia de Buenos Aires. Vive en Bahía Blanca. Estudia letras en la UNS. Es miembro de la cooperativa editora El calamar. Los siguientes poemas son una selección de su primer libro Fake plastic love (El calamar, Bahía Blanca, 2006).

Tarde en el Puente Viejo (Oriente, invierno ´04)

El río
la tormenta desde el tajamar
una guitarra
con calcomanías
de las chicas súperpoderosas
el dinamarqués cebando mate
el pitufo
loco
por allá.

En algunos años
cuando haga el repaso
de mis días felices
no va a haber
cosas mucho más extraordinarias
que éstas.

Corvex

El hijo del zapatero
y los amigos
escuchan punk al mango
todo el día.
Toman cerveza
en la vereda
y eructan.

A una locomotora

Arrumbada en la estación,
cubierta de óxido y grafitis,
se rige entera por su propia ley.

Algunos chicos
se ocultan tras ella
jugando a las escondidas.

Entre los durmientes brotan yuyos
que cubren las vías
casi por completo.

20 comentarios:

matt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
matt dijo...

Conocía Bahía Blanca y ahora, hace poco, conocí Maipú. Quizás por eso los poemas de Salido y Arias me hacen acordar a estas ciudades, como si hubiera en ellos una forma del mirar localizado, el tránsito en los dos (colectivo, río, tren, la enumeración que fluye o es transcurso de imágenes por la ventanilla), la escena que podría ser de película y no trasciende porque está prensada por lenguajes asordinados, como una de esas baterías mudas. La verdad es que me gustan mucho. Un abrazo, amigos! I salute you!

M dijo...

lo de Arias está muy bien......esa poesía sigue viva.....un pendejo de 22 años escribe algo que tiene más que ver con lo que leyó que con lo que vive porque mira su territorio por el lente de los versos incorporados...tiene la suerte de tener cerca a esa manga de poetas bahienses que llevan libros a la ciudad (tanto los escritos por ellos como los leídos por ellos) más que el puerto o las rutas o la librerías o la universidad......incluso así Matute recuerda Bahía en esos versos....ahí pasa algo.

M dijo...

para Slido tengo una pregunta.....a qué se debe ese cambio en lo formal......seguimos mirando las mismas cosas pero las acomodamos diferente......de aquella brevedad a esta narratividad qué fue lo que motivó el cambio.....de los remates de la antología a los detalles de esta serie qué pasó en la escritura....mando abrazo mientras espero palabras, para saber, M.

p/d: eso de salió del agua como un dios que se saca el mar de encima es una de las mejores imégenes que leí de tu mano, M.

matt dijo...

sí, lo del tipo que se saca el mar como un dios es increíble. estoy de acuerdo con m. es una buena pregunta para pablo. ahora: no entiendo eso que decís en el primer comentario. claro que se ve el paisaje filtrado por otras voces, eso es cierto. igual lo mío fue nada más una sensación de un pasaje muy puntual de bahía. abrazo!

matt dijo...

ya sé lo que no entedí: "incluso así"...es decir, poco o nada tiene que ver que una voz escriba a partir de otra con lo que esa voz evoca. por supuesto está la poesía de díaz, de raimondi, y de otros bahienses ahí, pero ¿no será que lo que vos llamás "incorporación de versos" para mí es un trasfondo común, algo compartido, sin jerarquías? no sé. es para seguir la conversación.

M dijo...

sí matute...pero hay una distancia generacional.....este pibe es más chico que nosotros......ese trasfondo atraviesa una nueva década.

cupido motorizado dijo...

me veo en la obligación de intervenir. porque si no hablan ustedes solos. para mí, este chico "m" y el otro "matt" se hacen los intelectuales y son como dos de esas modelos top que debaten boludeces en los programas de la tarde, pequeñas canosas perspicaces. no les parece? sin emabrgo, estoy a favor de "m": estos poetas se roban todo, y no dicen nada. já: hacen como el mismo y misterioso "m" que incorpora citas en su tiempo libre. matt: a qué ventanilla te referís? sos un ilusionista de la lectura.

matt dijo...

La ventanilla me la imginé, tenés razón. Y lo que decís es gracioso, tanto, que me reí después de leer el comentario. No creo que estos poetas no digan nada. Y creo que vos tampoco pensás realmente eso. De hecho, defendiste a Gallina en otro lado, incluso con elocuencia.
Y lo que decís abre un poco el diálogo, habría que pensar si lo intertextual anula la posibilidad del decir, o en todo caso, si la modifica, y cómo. Bueno, abrazo.

M dijo...

quiero pedir un favor, que alguien me pase un libro de etimología que esté completo donde figuren palabras jamás usadas como:

"me veo en la obligación de intervenir. porque si no hablan ustedes solos. para mí, este chico "m" y el otro "matt" se hacen los intelectuales y son como dos de esas modelos top que debaten boludeces en los programas de la tarde, pequeñas canosas perspicaces. no les parece? sin emabrgo, estoy a favor de "m": estos poetas se roban todo, y no dicen nada. já: hacen como el mismo y misterioso "m" que incorpora citas en su tiempo libre. matt: a qué ventanilla te referís? sos un ilusionista de la lectura."

realmente me tiene preocupado el caudal de vocablos desconocidos y tan innovadores y originales como estos.

Por lo demás, lo que propone matute sobre la discusión acerca de la palabra intertextual me parece acertado.....creo que está claro de por sí que hoy, después de tanta discusión teórica, es inevitable pensar toda escritura desde la idea de la cita y el intertexto (la invasión de una tradición en un escrito); hoy es imposible escribir de otro modo.....sin embargo, el procedimiento es casi involuntario en algunos casos y hay que estar atentos..para eso vale la insistencia de Borges sobre las simetrías.....de ahí en más, el intertexto ayuda a pensar cosas pero si no convoca a las ideas de los hombres no deja de ser algo baladí...creo en los hombres y en las ideas de los hombres.

moretti dijo...

parece que el epíteto "intelectual" desacredita a la palabra discurso, es cierto, también "roñoso", "puto", etc

Gaston dijo...

Salido pega, trabajo seis años con su persecuta e iba borrado palabras chiquitas que escribía en un cuaderno Rivadavia, creo que el termino “iluminación” era, vagamente, una clave de aquel primer libro. Es la percepción y no el lenguaje, o mejor, el lenguaje debía ser pulido, el instante, el poema, ya existía. En el poeta, y en el lector. Los poemas trabajan con experiencias compartidas, algo que también pasaba al lado.
Otra idea, el poema seis años sin verte... de Antología breve... era, en su primera versión dos años sin verte, pero los años pasaron. Este detalle, como el otro de cambiar todos los circunstanciales de tiempo estáticos, por otros de movimiento (por ejemplo, en la rambla/ por la rambla) hizo de pablo un escritor distinto al inicial. Cualquiera puede robar una tradición y simularla, más difícil es pertenecer, tomar, buscar y seguir. Pablo sigue

moretti dijo...

Esa versión de la “chica de Pirán” que aparece en el poema de Pablo es exacta, a un par de cuadras de la plaza de ese pueblo están las vías, y en frente de éstas, el colegio de señoritas. Estos factores son importantes y opuestos.
En Vidal, en cambio, las vías están en frente de la plaza, por lo tanto, uno puede vivir en frente de la plaza y atrás de la vía, hecho contradictorio, claro, una chica de Vidal nunca pensaría como una de Pirán.
De este modo, todas las chicas de Vidal, sin importar su clase conocen las vías (y la experiencia que éstas conllevan) con tan solo visitar la plaza; las de Pirán en cambio, las conocen, o bien cuando se dirigen al colegio de monjas, o bien porque son pobres y viven ahí
Las vías, por supuesto, son parecidas, pero no la experiencia que de ella se substrae. La señorita de piran debe cruzar la vía con lo que esto implica en la escala socioeconómica, para ser, paradójicamente, una señorita. El encierro señorial y las vías -como collage surrealista- hacen que la experiencia del tren sea una pesada metáfora de libertad.
De más esta decir que el tren solo para por Piran cuando desciende algún pasajero y esto casi nunca sucede. Entonces, el tren es un adorno. La verdadera salida del pueblo esta en el otro extremo, y es la ruta número dos.

Anónimo dijo...

Que agradable descripción de la "noche de Pirán" que desconozco pero imagino a través de tan agradables palabras. Fue un verdadero gusto leerlo. Celesto.

Cupido motorizado dijo...

Eso de Pirán podría ser un cuento de puta madre. Buen comentario Moretti.

Anónimo dijo...

estos poetas de aca tendrian q aprender mas de los de bahia
no hay uno de mar del plata que le llegue a los talones a los bahienses
que verguenza!

matt dijo...

Jajajá, vergüenza me da tu comentario, anónimo ¡Qué manera más burda de armar una polémica!Además me suena un poco infantil la comparación. Estaría bueno que firmes. Pero conjeturo que no lo hiciste porque quedarías mal frente a los propios poetas de Bahía. Aprovecho a mandarles, de paso, un abrazo: a Marina,a Nico, a Eva, a Marcelo. A todos los calamares.

Molinete dijo...

¿matt es como una especie de superheroe que sale en todos los capítulos, haciendo justicia y opinando sobre todo?

matt dijo...

Jajajajá, sí, pero un super héroe roto, en silla de ruedas, tonto, que sólo cumple con las obligaciones de coordinador, aunque descordinadamente. I salute you Molinete, y recuerden: no vale molinete.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho leer su página. Y me he sentido muy bien al leer a un muchacho de bahía blanca! puesto que yo soy de Punta Alta (ciudad vecina).
Me gustaría que pasen por mi blog para leerme y no tendría problema en agregarlos como enlace, si no tiene objeción!

http://poemaschristianos.wordpress.com